martes, 26 de febrero de 2008

Mad Mixture

Pues mi extraño estilo LovecraftPoeiaSchwartzano esta aqui, un poco extraño pero como sea.
No se que

Así es que sucede, de vez en cuando, ya sea por una cadena de eventos espontáneos, una especie de casi risible mezcla de casualidades y de apuntar con vendas en los ojos y las manos atadas, el universo nos da una bofetada de realidad y nos demuestra quien manda, aunque por otro lado, el universo es muy diferente.

Como esa pieza de rompecabezas que inesperadamente cae en su lugar y proyecta un vislumbro del todo, de que todas las especulaciones, teorías, meditaciones y conclusiones son complicaciones innecesarias y semejamos a una colonia de hormigas intentando explicar el teorema de Thales. Nos damos cuenta de la imagen nunca fue lo que pensamos y la sola impresión es suficiente para teñir de amarillo, una imagen que nos invita a la posición fetal.

Probablemente si fuera solo una pieza de ficción sería tan hilarante que no valdría la pena terminar de enterarse, pero una verdad como esa es capaz de estremecer al vacío y vaciar el recipiente. ¿Como fue que vino a lo que según yo, era yo, este conocimiento de patética y decepcionante certeza?

El sol nunca fue. Hay una incubadora, una incubadora hecha de no se que, pero un no se que visible, no oscuro ni gaseoso como se decía, un foco de luz fría, un foco de luz caliente, un corte transversal revelaría una esfera hecha burdamente por manos inexpertas, una esfera imperfecta que flota en el no se que y rodeado por un imaginario infinito que no estaba lleno, ni siquiera tan lleno como se decía, mas bien vacío y solo dos focos.

Si tuviera que clasificarlo, diría que es el humano, el verdadero humano, aunque no se si haya muchos, pero una de esas tantas escrituras que nunca me importaron pero todos conocen “hizo al hombre a su imagen y semejanza”. Pues fue cierto, aunque resultamos ser mas que una imperfecta traza, el garabato de un niño que intenta dibujar un paisaje de tres dimensiones.

Esa paranoia que tantas eternidades tuvieron de ser observadas tuvo razón de ser, pero el observador nunca fue omnipotente, o tal vez si lo era pero nunca fue semejante a la delusión que en una excepcional muestra de imbecilidad y especulación (referente a la fe) tantos se crearon, pero esta si apuntó a un atisbo de verdad comparable a la casualidad de un grano de arena que cae en el ojo.

Para Eso, nuestros eones y nuestras eternidades, nuestra existencia en si misma fue casi insignificante, miraba desde alguna dirección y a través de ese no se que con indiferente semi interés, solo el mínimo necesario, y lo que, justamente para nosotros era inconcebible e inconmensurablemente grandioso, para Eso era una fallida cotidianidad.

Como parte de esa incubadora de no se que, yo fui, tuve mi existencia de bendita ignorancia que terminó al necesitarse un espécimen, una observación mas detallada. Siendo yo integrante de esa comunidad reducida que se califica como docta, contaba ya con el conocimiento necesario para unir varias piezas y encontrar algunas otras, aunque mas bien enterarme e algunas otras, puesto que como muestra de lo irrelevante que somos y de su desinterés, tener un espécimen fraccionadamente consciente no afecta en lo más mínimo sus objetivos.

Entiendo perfectamente que las casualidades como efecto de la espontaneidad y lo que parece ser una desafortunada mezcla de eventos bizarros llevó a este desenlace, en el que lo que creía que era yo llegó a este apabullante discernimiento, pero como maldigo esa misma cadena que tuvo que ligarse a mí.

Nunca mas, nunca mas podré volver, y por más que intente, nadie sabrá nada, si no fuera por esta cosa que tengo puesta, me movería, ya estoy harto del color blanco.

2 comentarios:

Lestrange dijo...

Este me gustó...wah
Me recordó a Plato's Cave, me pregunto si has leído de eso =/

hhmm me voy, tengo sueño y ya no quiero ver porno XD

Lestrange dijo...

y pasa a mi blog!